La población joven en Andalucía “actor clave”: compromiso, innovación y cohesión social por la construccción municipal del siglo XXI

FECHA: 13 de enero
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Andalucía es una comunidad joven aún, el 16,6% de la población andaluza tiene edades
comprendidas entre los 15 y los 29 años, 1,4 millones de personas de las que dependerá el futuro que
exigen un presente con más oportunidades y soluciones más justas, equitativas y progresivas, que
necesitan que se aborden con urgencia los desafíos a los que se enfrentan, empleo, igualdad de género,
formación, emancipación, y muchos otros.


Los diferentes estudios que intentan caracterizar a esta generación actual de jóvenes adultos
concluyen que es muy diferente a la de sus padres: más preparada, más diversa y con un conjunto de
valores distintos. Los jóvenes adultos retrasan hitos vitales como la emancipación, la vida en pareja o la
paternidad, mientras que la tipología de hogares es más diversa. Las grandes fuerzas detrás de estos
cambios son, esencialmente, dos: las transformaciones culturales y el entorno económico.
A la juventud les toca construir la sociedad del presente, son nativos digitales que lo hacen
liderando las reivindicaciones y situando en la agenda los problemas de nuestro tiempo, el cambio
climático, la digitalización, la igualdad y la cohesión social y territorial.


El Informe Juventud en España 2020, publicado por INJUVE, concluye que nos encontramos ante
una juventud que es, en su mayoría, responsable y comprometida, con un perfil de jóvenes solidarios,
inconformistas, abiertos, integradores, participativos, conscientes de las desigualdades y discriminaciones
que existen en nuestra sociedad y preparados para asumir los retos y los cambios necesarios en los
ámbitos de la educación, la digitalización, la transición ecológica o la erradicación del machismo y sus
violencias.


En el terreno de las condiciones materiales, los datos no son esperanzadores, el mercado de
trabajo se ha visto enormemente afectado por la pandemia de la COVID-19 y el colectivo más perjudicado
ha sido, una vez más, la juventud. Casi un 40% cree poco o nada probable encontrar trabajo en el próximo
año y ha caído en 15 puntos la esperanza de poder emanciparse.


Estas jornadas pretenden promover el papel de la juventud como socia esencial en los procesos
de cambio; promover su participación en el mundo local abriendo vías para que se impliquen social,
política y económicamente en sus municipios poniendo el foco en la innovación y el emprendimiento entre
la juventud; y ofrecer un espacio para generar conciencia sobre los desafíos y problemas a los que estos
se enfrentan.